domingo, 21 de agosto de 2011

Dibujo, primera parte

Para mi dibujar no es solo un jobie ni una manera de expresarme, para mi dibujar es un camino para meditar, donde todo lo banal desaparece, inclusive el tiempo, donde no hay nada más que una superficie y una idea en la imaginación que se muere si no es plasmada. La mente queda clara, y solo permanece lo que de verdad importa, lo que no, es que realmente no tenía más trascendencia y merece ser olvidado. Solo crear o hacer corpórea una imagen mental, tiene la capacidad de producir ese efecto en mi. Por eso disfruto con ello, porque es mi remedio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada